¿Como nos sienta llorar?

¿Como nos sienta llorar?

¿Cuántas veces nos sorprendemos a nosotros mismos sollozando cuando miramos una película, aunque sea de personajes animados como Dumbo o Buscando a Nemo?

Llorar es algo tan común que rara vez nos planteamos cuáles son las razones científicas que lo explican o qué efectos tiene esto en la salud.

Por que se produce, es algo que todavía los científicos se están preguntando. Lo que si sabemos a ciencia cierta es que hay tres tipos de lágrimas: Basales, reflejas y psíquicas. Las dos primeras sirven para limpiar el ojo y las psíquicas para emociones.

Y hay evidencias de que dar una buena llorada tiene efectos positivos en la salud mental.

Chica llorando.

En 2015, el psicólogo holandés Ad Vingerhoets, de la universidad de Tilburg, en Holanda, le pidió a un grupo de voluntarios que llenaran formularios explicando cómo se sentían antes de mirar dos películas muy emotivas. Posteriormente llenaron el mismo formulario inmediatamente después de mirar el filme, 20 minutos después y dos horas después.

Los resultados fueron muy claros. Quienes no lloraron, no reportaron ningún cambio en su estado psíquico. Los que sí, señalaron que su estado de ánimo había mejorado significativamente.

Los estudios señalan que sollozar tiene efectos inmediatos en el cuerpo. “Todo nuestro cuerpo siente el efecto, los latidos del corazón se aceleran, las venas y arterias se dilatan, el cuerpo suda más y el ritmo respiratorio se desacelera”, segun el investigador de la BBC Adam Rutherford.

Todo esto ocurre porque el sistema nervioso simpático, el mismo que nos prepara para la acción o que responde ante una amenaza, se activa en respuesta al estímulo.

Las investigaciones señalan que hay razones culturales que también determinan cuánto lloramos. Las mujeres lloran 5,3 veces en promedio por mes y los hombres 1,3 veces por mes.

Desde un punto de vista terapéutico podría reafirmar que llorar sana las heridas del pasado. Encontrando un poco más la identidad de cada uno y haciendo así que siga creciendo personalmente.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir a la barra de herramientas