LONGITUD FÁLICA

Foros Sexualidad LONGITUD FÁLICA

Este debate contiene 11 respuestas, tiene 5 mensajes y lo actualizó hace 1 mes.

  • Autor
    Publicaciones
  • #499 Respuesta
    srcapullo
    Pene pequeño. Reflexión

    ¿ Mamá tengo el pene pequeño?” -pregunté una tediosa tarde de verano. Mi madre en un laudable gesto, solo murmuró: “No te preocupes Anastasio, ya crecerá…”. Acababa entonces de cumplir 35 años. No convencido con sus fariseas pero alentadoras palabras, decidí acudir al urólogo.
    “¿Tienes frío?”,“¿Te han castrado?”,” ¿Tomas esteroides?”- fueron los burlescas preguntas que aquel cabrón graduado en medicina interpeló al examinar mi diminuto falo. Recuerdo como la decrépita enfermera observaba la escena divertida, tal espectador de un vodevil, mientras el pelirrojo facultativo, equipado con usados guantes de tacto rectal, hurgaba con alfileres y lupa mi zona genital. Había reunido a los residentes de urología para contemplar mi atroz dolencia, y un nutrido colectivo de científicos fotografiaban con asombro y compunción mis liliputienses órganos sexuales. Tras el reconocimiento y después de extirparme de mi vello púbico ladillas del tamaño de centollos, el médico me diagnosticó un severo cuadro de microfalosomía, o lo que viene siendo lo mismo, un pene con una longitud sumamente corta.
    Un nuevo revés me golpeó de manera cruel y despertó en mi algo corrupto que anidaba aletargado en mi interior…
    Salí de la consulta afligido, desazonado. Advertí como el ulular del viento húmedo me embotaba los oídos. Sentí a los perros reírse, a las lechuzas chotearse, a los mendigos recochinearse, a los niños mofarse, a los motoristas menospreciarme, a las ancianas escupirme. No aguanté más. Tensé mis tullidos brazos y cerré las manos en puño como si combatiera contra el mismo universo y grité hasta sentir mi faringe arder. Abofeteé el aire con las manos. Me cagué en mi enjuto y demacrado pene. Blasfemé contra todos los dioses existentes. Mi gigantesca cabeza iba a detonar; las sienes se tambaleaban como bolas de acero abrasadoras contra las paredes de mi cráneo. No podía luchar con los sombríos pensamientos que se congregaban en mi enajenado interior mientras reflexionaba. Empecé a sentir la sofocación, el sudor adueñándose de mi sucio pellejo, mis callosas manos trémulas, la mente escuadriñando entre los estercoleros de mi cerebro. Desvarié. Y comencé a oír pavorosas voces que proferían tremendas imprecaciones: “ Anatasioooooooo, Picha corta!!!” ,“ Eres un microprepuzioooooo !!!”. Era la voz del Horror que vomitaba horrendas y sarcásticas dicciones, propagando en mí la demencia, la vesania, la enajenación.
    Desde entonces la psicosis se extiende como la gangrena. Rondo por las calles y los escucho, los observo. Están por todos sitios. Veo enormes penes por la calle. Diviso gigantescos falos en los balcones. Percibo hercúleos glandes en las vallas publicitarias. Advierto descomunales bálanos paseando. Avisto titánicos miembros planeando. Eso me descontrola e intento en vano pegarles, arrojarles objetos, les abronco y lloro desesperadamente, pero no notan mi presencia. Me asaltan las dudas. Los titubeos vienen a incrementar mis sufrimientos. Desde la trinchera de la congoja, me embiste el tormento de miles de voces: ” Anastasio, Micropeneeeeeeeeeeee! Necesitas un bombín para hincharla!!”.
    Aunque mi parte más racional me indica que bajo ningún concepto debo confundir la realidad con esas imágenes fálicas, me es imposible decidir, discernir cual es el camino que he de tomar.
    Nada en mi visión puede ver con nitidez. Si me asomo por la ventana sólo veo mi tristeza y mi aislamiento, y penes, miles de falos, sinnúmero de glandes.
    Sólo los árboles me comprenden. Y me contestan. Abrazarles me consuela. Su voz es la única que no me lastima. Hablan en silencio, y no hay juicio alguno en lo que dicen.
    Siquiera puedo dormir. Soy un micropénico con insomnio. Es lacerante. Sin embargo a veces sueño con un libro cuya lectura no puedo gobernar, cuyas páginas pasan más raudas de lo que puedo leerlas. Observo palabras carentes de sentido, números romanos, símbolos, efigies y penes, muchos penes. Es un compendio tosco, de tapas duras y parece vetusto. Tal vez a lo largo de la perennidad lo termine interpretando, y encuentre allí la respuesta para terminar con este sádico castigo.

    174+
  • #500 Respuesta
    Avatar
    Julieta

    jajajajajaja hacia mucho tiempo que no me reía tanto! Eres un genio pene pequeño. Si realmente es cierta esta historia, no te preocupes, hoy en día hay muchas opciones para contrarrestar ese micropene! Tienes una mente enorme!

    9+
  • #501 Respuesta
    Kapi
    Alex

    Genius

    2+
  • #502 Respuesta
    Avatar
    Keko72

    Jrande. Jartón de reir.

    1+
  • #503 Respuesta
    Avatar
    D10Smessi

    😀😀😀😀😀Digno de un monólogo de Leo Harlem

    1+
  • #505 Respuesta
    Monamusa
    Moni

    Muerooooooo, lo que da un pene liliputiense… Jajaja

    1+
  • #510 Respuesta
    Participante
    Mariana M
    Mariana M

    Jajajaja me declaro fan

    3+
  • #514 Respuesta
    Participante
    srcapullo
    srcapullo

    Agradezco los comentarios por tan burdo relato.
    Seguiré aportando las inquietudes que colman mi enfermiza mente.
    Un saludo camaradas.

    13+
  • #516 Respuesta
    Participante
    Dr. Cianuro
    Dr. Cianuro

    Queremos más jajajajaja LOL

    1+
  • #524 Respuesta
    Avatar
    Jojo

    A mi sobran 8 cm

    1+
  • #530 Respuesta
    Participante
    Felina Muy Mala
    Felina Muy Mala

    Salio la gata curiosa. A ese problema de necesitar microscopio para ver su pene le tenemos que añadir eyaculacion precoz, o gatillazos?
    Has pensado ser Anastasia? con tan poco seria facil y se terminarian tus problemas

    Un saludo

    1+
  • #2555 Respuesta
    Avatar
    calikoelectronico

    jajajajajaja hacia tiempo que no me reía tanto!

    0
Respuesta a: LONGITUD FÁLICA
Tu información:




Ir a la barra de herramientas